Select Page

28053676

El Papa Francisco aceptó la renuncia del Obispo Robert Finn quien dirigió la diócesis de Kansas City-St. Joseph.

Finn se declaró culpable en el 2013 de no reportar inmediatamente a un sacerdote sospecho de pedofília, esperó 6 meses antes de notificar a la policía que la computadora del reverendo Shawn Ratigan tenía cientos de fotos lascivas de niñas adoptadas en las Iglesias donde trabajó. Ratigan fue condenado a 50 años de prision tras declararse culpable.

El Vaticano dijo hoy que el Obispo Robert Finn ofreció su renuncia bajo el código de derecho canónico que permite a los obispos renunciar por enfermedad o alguna otra razón grave. No proporcionaron la razón específica.